Seleccionar página

Para conseguir dormir bien intervienen muchos factores y entre otros, el conocer cómo elegir el colchón para dormir más apropiado para nuestro caso.

No hay un tipo de colchón idóneo para todo el mundo. La postura más común que utilicemos para dormir, nuestro peso, la temperatura ambiente, si te mueves mucho o no, si eres alérgico, si necesitas una base articulada,… son factores que debes tener en cuenta y que te ayudarán a elegir mejor ese colchón inmejorable para ti.

Ya sabes que hay una gran variedad de precios y materiales, quizás el más apropiado para tu caso sea un colchón de alto precio o quizás no. Es cuestión de que tengas en cuenta al menos lo que a continuación te contamos.

Siempre es recomendable que uses un colchón individual, tu pareja no tiene por que tener ni tus gustos, ni peso, ni las mismas posturas, etc, por lo que difícilmente vais a conseguir un colchón apropiado para los dos.

Si tienes mucho peso necesitarás un colchón bastante rígido para que no te hundas en exceso. Si además te gusta dormir boca arriba también es apropiado cierta rigidez. En cambio si sueles dormir de un lado, necesitarás que se hunda un poco para que el hombro no te moleste para alinearte la espalda y que te encuentres cómoda.

Si te mueves mucho, con un colchón excesivamente blando te costará más girarte y quizás provoque que te despiertes en ocasiones a lo largo de la noche.

Las personas alérgicas a los ácaros deben olvidarse de los colchones de plumas, lana u otros productos naturales. Los muelles tampoco son buenos aliados ya que en ellos se deposita el polvo. La espuma, el látex, los colchones viscoelásticos,… son los más apropiados. Los intolerantes al látex ya saben que deben olvidar utilizar colchones, almohadas, etc con este material.

Si eres una persona calurosa, los colchones de muelles suelen ser más frescos en general que los de espuma o similares. Ya sabes que hay colchones con múltiples muelles en vertical y otros que el colchón está realizado a partir de un sólo hilo. Los primeros se adaptan mejor al cuerpo, ya que responden por una menor medida de superficie.

Los colchones de látex los puedes encontrar que sean de látex natural, sintético o mixto, incluso de látex ecológico. Sobra decirte que la diferencia de precio es importante, no es lo mismo un látex producido a partir de petroleo que un látex procedente del árbol del caucho.

Los colchones viscoelásticos varían su firmeza dependiendo del calor corporal y se adaptan como un guante a la postura. Suele ser utilizado en las capas más cercanas al cuerpo (lo llaman capas de confort), no todo el colchón es viscoelástico sino que está combinado con otras espumas técnicas o con muelles.

También puedes encontrar colchonetas que se incorporan al colchón que ya estés utilizando, aportando más dureza o mejor adaptación, aireación o mayor temperatura. Piensa en cómo duermes para elegir un colchón con sentido y que te ayude a dormir.

Dormir Bien para Vivir Mejor

Cómo elegir el colchón para dormir was last modified: by