Seleccionar página

Usar ciertas técnicas para dormir nos ayudará a conciliar el sueño con más prontitud y a descansar de forma más reparadora. Todos sabemos lo que es levantarse por la mañana abotargada, dolorida, con el estomago mal, … y es que no dormir suficiente es un lastre para llevar una actividad diaria normal.

Se supone que los avances tecnológicos iban a traernos más horas de ocio y descanso, pero la realidad es que cada vez vamos más deprisa y no disfrutamos de casi nada. Por eso es necesario descansar con calidad, para no ir arrastradas y sumergirnos en un bucle de cafés, pastillas para dormir, comida calórica, etc. Dormir bien es vivir mejor y además estamos más guapas si descansamos.

A continuación vamos a señalar algunas técnicas sencillas que ayudan a mejorar la calidad del sueño y que cualquiera puede hacerlas.

Música relajante

La música amansa a las fieras, dice el dicho popular. Antes se cantaba en los trabajos y en muchas ocasiones del día, ahora no, pero lo que si podemos hacer es escuchar música del tipo que a cada uno le guste aprovechando trayectos para “cortar” entre dos actividades y cantar aunque sea mentalmente lo que siempre te mejorará el ánimo.

Puedes probar también a ponerte música relajante cuando te vas a la cama, con algún equipo que se apague solo pasado un tiempo. Hay música especial para este fin, pero también muchas piezas de música clásica pueden servirte, yo prefiero la no cantadas, que solo sean música y de instrumentos de cuerda o piano.

Luz

Si tenéis algún animal en casa, habréis visto lo importante que es para su actividad la luz natural, para nosotros también. Nuestros abuelos cuando vivían en el campo, se levantaban con el amanecer o antes y se iban a dormir muy pronto para las costumbres actuales, esto ha ocurrido en los últimos millones de años, pero resulta que en las últimas décadas lo hemos cambiando, pero claro para nuestro cuerpo no es lo natural.

Prueba a acostarte antes y a levantarte antes. Disminuye la intensidad de la luz en tu casa según se vaya acercando la hora de irse a la cama. Ordenador, móviles, televisión,… que te voy a contar, sabes perfectamente que no es bueno utilizarlos antes de marcharse a dormir, estás engañando al ojo y por tanto a la producción de melatonina.

El dormitorio

El mejor dormitorio para dormir, es aquel que tiene muy pocas distracciones y en el que solo dormimos; ni estudiamos, ni comemos, ni trabajamos,….

Piensa en un dormitorio japones o en la celda de un convento, un dormitorio minimalista es lo más apropiado. Bonito, agradable, cálido pero con pocas cosas por medio.

Colchón y almohada

Hay colchones que invitan a descansar, que dan gustito cuando nos tumbamos, eso es lo que hay que buscar y es un tema muy personal. Si tienes pareja cada uno puede tener sus gustos y necesidades por su actividad, corpulencia, o por mil cosas. Dos colchones individuales es lo más apropiado para el descanso.

Lo mismo que tienes zapatos más cómodos y menos cómodos, ocurre con los colchones, busca el tuyo y cambialo, puede ser la noche y el día.

Con las almohadas ocurre lo mismo, busca tu almohada o el conjunto de ellas. Informate bien y hazte una técnica en la materia, hay un mundo por descubrir. En la creación de colchones intervienen incluso departamentos de universidades para encontrar las mejores combinaciones de materiales, grosores, terminaciones, etc.

La dieta

Seguro que no cenas una fabada habitualmente, pero quizás cenas dejando poco tiempo (al menos dos horas) entre la cena y marcharte a la cama. Quizás comas dulce de postre y acompañas a la cena con bebidas con cafeína o con alcohol, todo esto no ayuda.

Si quieres dormir mejor, tienes que plantearte que cenar y cuando. Ya sabes que lo mejor es que la cena sea fugaz, si te levantas por la mañana con tiempo y habiendo dormido tu cuerpo admitirá un desayuno completo y calórico que te dará alas para comerte el día. Tienes un post sobre los alimentos que ayudan a dormir.

Ejercicio

Si tienes un trabajo muy físico te recomendamos hacer estiramientos a lo largo del día y por la noche, pero si eres de lo que más abunda, de las personas que realizan una actividad sedentaria, tienes que cambiar de trabajo o concienciarte de que te tienes que mover sí o sí. Es fácil si tienes tiempo y compromiso. Puedes ir al trabajo andando o bajándote antes del transporte y andar, subir las escaleras en vez de coger el ascensor, hacer las tareas de la casa a mayor velocidad, limpiar más, ir a la compra sin coche cargando lo comprado, etc.

Cansarse físicamente es una buena técnica para dormir, cansarse mentalmente no suele ser bueno para descansar, es un motivo más para darle vueltas a la cabeza.

Dormir Bien para Vivir Mejor

Técnicas para Dormir was last modified: by